Home Sports Local Sports Los hermanos Whitman barren los premios clase junior

Los hermanos Whitman barren los premios clase junior

0
Lindsey Callaway Race for Kids winner Alexus Whitman, front, awaits her turn to qualify Saturday afternoon at Alien City Dragway. Lined up behind her are second-place finisher Spencer Whitman and third-place Paesley Whitman. (AJ Dickman Photo)

Copyright © 2021 Roswell Daily Record

Mientras que el calor llegaba a lo 44 grados centígrados, y la temperatura en la pista a más de 61 grados, el director de la pista Rick Callaway llevó las cosas muy calmadas el 17 de junio en la carrera y pista Alien City. Esto significó un ambiente más calmado, pero también fue una noche larga para los participantes. Con casi 100 inscritos en las diversas áreas, el evento concluyó a las 3 a.m. el 18 de junio.

Los mejores premios de dinero fueron para Jim Callaway Jr. de Artesia y David Robinson de Carlsbad, quien defendió su corona. Dominic Flores de Dexter volvió a ganar la competencia de motos.
El campeón del año pasado, Mike Callaway de Artesia, ganó en la categoría Quicker 8 con tiempo de 4.5 a 5.9 segundos. Wes Snodgrass ganó la misma clase pero en tiempo de 5.5 a 6.5 segundos.
En la Race for Kids, la juventud fue la atracción, y la familia Whitman de Lovington barrió los tres primeros lugares en la categoría juniors.
Alexus Whitman, de 14 años de edad, venció a Spencer Whitman, de 11 años de edad, en la final cuando el hermano menor arrancó .0187 segundos antes, penalizándolo y automáticamente dándole la victoria a su hermana.
El tiempo reacción de Alexus no fue muy bueno a .1219 segundos, pero casi llegó a los 7.90 segundos a 82.74 millas por hora.
Paesley Whitman tomó el tercer lugar para que la familia barriera los tres primeros lugares.
El abuelo de los niños, Joe Whitman, ayudó a su hijo Patrick a asistir a los juniors.
Joe Whitman dijo que esta carrera es muy especial, así como lo es la comunidad de arrancones.
“Todo es por Lindsey, los Callaways, y los niños hospitalizados. Es por una buena causa,” el dijo.
Un camión lleno con juguetes, juegos de arte, libros, ropa, y donaciones monetarias se juntó para los pacientes infantes del hospital Covenant de niños en Lubbock.
El director regional de la Fundación Covenant, Bevin England, quien ha colaborado con los Callaways los últimos cuatro años, explicó cómo impacta todo esto a los niños que vienen cada año al hospital.
“Algunos vienen nomás un día, otros se quedan varios meses, a veces más de una vez. Estan desplazados, lejos de su casa, de su familia, amigos, escuelas, etc. Lo que un juguete hace para un niño que va a una intervención, terapia o simplemente a sacarle sangre, le hace mucho bien.”
Aunque fue la última “Carrera Lindsey,” los esfuerzos de los Callaways para ayudar a niños no cesarán. Para más información acerca de donar juguetes, visite la página de Facebook Lindsey Callaway Memorial Toy Drive.